Doble calzada que lleva al Pacífico se construye a tres manos
Foto: IM FREE

El Gobierno Nacional le apostó a modernizar la infraestructura vial del país con la construcción de dobles calzadas en las autopistas nacionales, para que el transporte de carga llegue en menos tiempo y con menores costos a puertos como los de la costa Pacífica. Es una de las fórmulas para mejorar la competitividad.

Para cumplir este ambicioso plan, las obras se vienen ejecutando por tramos y a tres manos: una de ellas es de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) mediante las concesiones; otra es del Instituto Nacional de Vías (Invías) con la obra pública pagada directamente por el Estado; y una tercera es de los privados, que ejecutan los proyectos contratados o por alianzas público privadas (APP).

Un ejemplo de estos trabajos a tres manos se observa con la construcción de la doble calzada en el corredor vial Bogotá-Buenaventura, de 525 kilómetros, por donde se mueve más del 40 por ciento de la carga del país.

Para hacer la nueva y larga vía paralela, el trabajo fue dividido inicialmente en 8 grandes sectores. Unos kilómetros los concesionó la ANI (para trayectos como Bogotá-Girardot y Girardot-Cajamarca, que suman más de 194,6 km), otros los adjudicó por APP de iniciativa privada (35,1 km Ibagué-Cajamarca). Y otros cuantos kilómetros quedaron a cargo de Invías (Cajamarca-Calarcá, incluidos túneles como los de La Línea y entre Loboguerrero y Buenaventura).

Quizás donde es más evidente este trabajo combinado y complementario, que lleva a cruzarse en la misma carretera las volquetas cargadas con material de remoción y los buldóceres de la ANI, Invías y sus contratistas, es en el último trayecto de la doble calzada de Buga a Buenaventura.

Aquí, por un lado, la Agencia hace la segunda calzada entre Mediacanoa-Loboguerrero. Son 47,6 kilómetros de los cuales el concesionario (Unión Temporal Desarrollo Vial del Valle del Cauca) terminó 33,6 km, indicó Andrés Silva Villegas, gerente de Infraestructura de Transporte de la ANI. Varios tramos de la vía ya están en operación. Las obras tienen un avance del 67,4 por ciento.

En el otro lado, como continuación de esta carretera, Invías construye la calzada paralela y rehabilita 48 km de vía entre Loboguerrero y Buenaventura. Tiene culminados 31 km. Varios contratistas ejecutan las obras divididas en cuatro tramos. Las obras están avanzadas también un 67 por ciento.

Fuente: ELTIEMPO.COM
 
Para leer más información, haga clic aquí.