Destacado

 

La revolución de las metodologías ágiles


De acuerdo con cifras del Reporte del Caos, aproximadamente el 61% de proyectos de TI se cancela o se considera deficiente debido a que las entregas no satisfacen totalmente a los usuarios finales.
La versión más reciente de este estudio realizado cada dos años por la firma de investigación Standish Group, refleja un crecimiento en el porcentaje de proyectos exitosos entre 2004 y 2012 pasando de 29% a 39%, lo cual se atribuye entre otras razones, a la evaluación de factores que antes no se tenían en cuenta como el análisis global de los proyectos, métodos, habilidades, entorno de los procesos, costos, herramientas, influencias externas y afinidad del equipo de trabajo.

Sin embargo, la cifra sigue siendo muy baja. La constante transformación de los mercados, los procesos de innovación y la evolución de las plataformas, han llevado a las compañías de software a replantear los esquemas tradicionales de desarrollo de aplicaciones, para aumentar las probabilidades de éxito de los proyectos de implementación de nuevas tecnologías. Por esta razón, en SINCOSOFT decidimos reinventar nuestra forma de trabajar y encontramos en las metodologías ágiles un modelo que nos permite emprender proyectos de desarrollo enfocados en la calidad del producto, para generar más valor a nuestros clientes.

Hemos identificado dos factores esenciales que influyen positivamente en los resultados de los proyectos: generar espacios de comunicación constante entre el equipo de desarrollo y los clientes, además de programar entregas continuas en iteraciones cortas, nos permite mantener el interés de los futuros usuarios, recibir feedback frecuente y disminuir la brecha entre lo que el cliente necesita versus el producto final entregado. La clave radica en estar abiertos a los cambios en ciertas etapas del proyecto; si estos se llevan a cabo de forma concertada, es posible obtener resultados interesantes y enriquecedores que beneficien a las dos partes. Por ello, es fundamental programar entregas tempranas y fallar lo más rápido posible, si es el caso, para que el costo sea menor.

Al Identificar rápidamente los riesgos y realizar correcciones oportunas, le damos la posibilidad a los clientes de poner en funcionamiento algunas opciones antes de que finalice el proyecto y con seguridad encontrarán mayores ventajas en el proceso.

Esta nueva dinámica basada en el agilismo, nos ha permitido mejorar la comunicación en los proyectos, promover espacios de participación y mejora continua e involucrar a las personas asignando responsabilidades que faciliten la toma de decisiones, pues consideramos que un mayor compromiso se traduce en resultados concretos y positivos.

Abordar los proyectos de desarrollo de una manera diferente nos ha dado las herramientas para tratar de encontrar una fórmula de éxito aplicada a cada empresa, de acuerdo con su dinámica de trabajo.

Proponemos priorizar las necesidades teniendo en cuenta la importancia y la urgencia, para posteriormente planificar, ejecutar, concretar y entregar.

Todo esto en lapsos de tiempo previamente acordados con el equipo de trabajo y garantizando espacios donde se lleve a cabo un intercambio de ideas o evaluación del producto recibido.

En muchas ocasiones, las falencias de este tipo de proyectos no radican necesariamente en la ausencia de controles, sino en lograr un entendimiento sobre los objetivos que se espera conseguir.

Por ello, en el proceso de desarrollo de aplicaciones de software, se debe contemplar no solo el mercado al cual están dirigidas, sino las expectativas de los usuarios y también aquello que se considera necesario cuando se conoce el alcance del producto a entregar.

Es así como se impacta de forma positiva no solo a los clientes, sino también al equipo involucrado en el proceso, ya que los resultados se hacen tangibles y se gana eficiencia en el trabajo.

Encontramos que este tipo de adopciones trascienden en el tiempo y ayudan a gestar procesos de transformación en las organizaciones, pues el valor está en haberlo experimentado. En conclusión, debemos centrarnos en las personas y en lograr que ellas entiendan lo que se debe hacer y para qué, ya que nos permite garantizar mejores resultados y alcanzar metas conjuntas que pongan en evidencia un verdadero trabajo en equipo.

 

PIB de la construcción en Colombia crecerá un 9,7 % en 2015
El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó que en abril de 2015, el Índice de Costos de la Construcción Pesada- (Iccp) registró una variación mensual de 0,33%, mientras que en el año corrido tuvo un crecimiento de 2,68%.

Leer más...

Con las vías 4G, el país se pone al día en infraestructura: ANIFoto: Portafolio

Dimitri Zaninovich, presidente de entidad, resaltó la labor que se ha hecho para mejorar la conectividad del país.

 

 

Leer más...

 

Niif2¿Por qué implementar un sistema de planificación de recursos (ERP) en las empresas de construcción?
Un ERP diseñado para adaptarse a los constantes cambios del sector constructor y a tono con la transformación de una industria que apunta hacia la gestión en línea, es la solución ideal para aquellas empresas que buscan obtener mayor eficiencia en sus procesos.

Leer más...

Foto:SINCOSOFTEvita desbordamientos en tiempo y costos de tus proyectos 

Cuenta con herramientas idóneas para obtener los mejores resultados de cada obra que desarrolles, mediante estos tips para el óptimo aprovechamiento de tus recursos.

Leer más...